Jardines de esculturas y murales de artistas son los nuevos recursos para diferenciarse de la competencia. El caso del edificio Canvas, en Miami, y los ejemplos de Buenos Aires.

En un mercado inmobiliario cada vez más competitivo, los edificios de alta gama y gama media buscan nuevos recursos para diferenciarse de la competencia. A la gran variedad de amenities (huertas urbanas, salas de ensayo, salas de yoga y espacios gourmet) se suma la incorporación de obras de arte como valor agregado

En Buenos Aires, a los ya conocidos emprendimientos del Grupo Town House, uno de los pioneros en incluir obras de artes en sus desarrollos, se agregó Related Group, que para sus torres SLS Lux de Puerto Madero sumó piezas de Eugenio Cuttica y Graciela Hasper.

En el caso del edificio Canvas, en el área territorial de Miami,  uno de sus desarrolladores contó en una entrevista con Clarín en 2015, que, dado que era imposible competir con la playa, habían optado por sumar valor con otros recursos. Para el lanzamiento de la torre de 37 pisos ubicada en un área emergente, el distrito Arte + Entretenimiento, Ron Gottesman y su socio Nir Shoshani se habían propuesto impulsar la zona generando acontecimientos artísticos, gastronómicos y culturales que le dieran “nueva vida” a ese conjunto de manzanas que, si bien están en una ubicación privilegiada, todavía lucían un tanto desoladas.

Zona emergente. Canvas está ubicado en el nuevo distrito Arte + Entretenimieno, en Miami.

Ahora, a poco de inaugurar el edificio, sumaron el arte puertas adentro. Es que todos los pisos de Canvas (cuya traducción remite al ‘lienzo’ donde se plasman pinturas) hay murales creados por artistas de distintas nacionalidades. En ese sentido, Shoshani agrega que “no hay mejor manera de apoyar a nuestra comunidad que literalmente ofrecerle un canvas a los artistas locales más prometedores para exhibir su arte y su talento. Estamos trayendo arte y cultura a los hogares de nuestra comunidad, creando una experiencia cultural inmersiva para nuestros residentes”.

Inquietante. Uno de los murales de Canvas.
“Los condominios Canvas -se ufanan los responsables de la desarrolladoraNR Investments– serán la instalación de arte más vivible de Miami”. Es que la ciudad, en constante crecimiento, hace que los emprendedores busquen distintas maneras de sumar valor a sus propuestas. En este caso, les dieron la oportunidad a más de 20 artistas para que cada uno pintara un piso entero. Así, los vecinos del edificio podrán disfrutar más de 200 obras de arte originales, 83 murales y 162 cuadros.

Entre los artistas convocados se cuentan el ilustrador Brian Butler, el muralista chileno Claudio Picasso, los locales Didi Contreras (que pinta en aerosol, tinta y acrílico) Jeremy Nichols (carbonilla, grafito y aerosol) y Liza Silvestre (acuarelas); y el argentino Marcos Javier García.

Canvas está ubicado en el 1630 NE de la 1° Avenue, al oeste de Edgewater y junto a al distrito de las artes de Wynwood, mientras que se encuentra cercano al centro de la ciudad, al distrito financiero de Brickell y al Aeropuerto Internacional. Otras atracciones que hay en los alrededores son el Adrienne Arsht Center, el Pérez Art Museum Miami, el Museo de Ciencias Phillip y Patricia Frost y el American Airlines Arena. Además una parada del Metromover (algo así como un subte elevado) está a pasos del edificio. Otras vías de comunicación son las autopistas I-95, I-395 e I-195.

Pasillos ilustrados. Todos los pisos del edificio Canvas cuentan con murales.

La torre fue proyectada por el estudio CFE (Cohen, Freedman Encinosa & Asociados), con una trayectoria de 50 años en el área sur de Florida. En el caso de Canvas, el diseñador en jefe fue Lawrence Freedman e Iliana Lince fue la project manager.

Son 37 pisos con un diseño contemporáneo en los interiores y vistas a la Bahía de Biscayne, el óceano y el skyline de Miami. Entre los amenities se cuentan piscinas en las cubiertas con distintas orientaciones, un jardín para la práctica del yoga, gimnasio de última generación de casi 300 metros cuadrados, cancha de racquetball (deporte similar al squash) acristalada, salas de tratamiento, spa, sauna y una pantalla gigante multimedia. Impulsores de un estilo de vida que definen como“lujo bohemio”, los desarrolladores destacan que en el entorno del edificio hay bares, restaurantes gourmet y salas de espectáculos.

Amenities. El edificio Canvas posee piscinas y terrazas verdes.
Las unidades tienen una altura libre de 2,74 m, están equipadas con pisos de porcelanato, cocinas integradas con gabinetes de diseño europeo de primera línea, encimeras de cuarzo y electrodomésticos de acero inoxidable. Los ambientes poseen balcones aterrazados, ventanales de piso a techo y armarios expandibles.

En cuanto a los servicios, hay seguridad 24/7, estacionamiento, conserjería, sala de juegos y áreas para niños, más una plataforma de apoyos en el noveno piso, donde se encuentran las piscinas.

Los precios de las unidades oscilan entre los US$ 386.200 y US$ 630.000 y las tipologías abarcan desde studios de 65 m2 con 7 m2 de balcón, residencias de 1 y 2 dormitorios que van desde los 87 a los 10 m2, con balcones de hasta 14 m2

Source: Clarin